Adquiriendo una serie de hábitos saludables, no solo estás cuidando a tu familia, también estás ayudando a prevenir a toda la comunidad de contraer enfermedades como gripes y resfriados, especialmente en épocas invernales cuando el riesgo es aún mayor. ¡Mirá cómo podés empezar a cambiar tus hábitos a partir de hoy!