En el Día Mundial del Corazón, entrevistamos a la doctora Alejandra Villa para aprender más sobre los problemas cardiovasculares en los niños y cómo prevenirlos.

Portal Garrahan: ¿Cuáles son los hábitos que debemos inculcarles a nuestros hijos desde pequeños para evitar futuros problemas cardíacos?

Dra. Alejandra Villa: Controlar desde la infancia el mayor número posible de factores de riesgo le ayudará al niño a reducir el riesgo de sufrir enfermedades del corazón cuando sea adulto. Por ejemplo: hipertensión arterial, hipercolesterolemia, obesidad, inactividad física. Por lo cual se debe educar con las siguientes premisas:

  • Deben comer alimentos de bajo contenido de colesterol y grasa, deben ingerir más granos integrales y fruta y verdura fresca.
  • Bajo consumo de sal
  • Aprender a controlar el peso corporal para evitar los riesgos que se asocian con el sobrepeso y la obesidad como la hipertensión arterial. Ya que los niños obesos tienen más probabilidades de ser adultos obesos, prevenir o tratar la obesidad en la niñez puede reducir el riesgo de obesidad en la edad adulta.
  • Controlar la diabetes y otras afecciones que contribuyen a las enfermedades cardiovasculares.
  • Hacer ejercicio con regularidad durante 60 minutos por lo menos 3 veces a la semana. Ayuda a fortalecer los huesos, reduce la tensión arterial, aumenta la cantidad de colesterol bueno.

Portal Garrahan: ¿Cuál es el origen de los problemas cardíacos?

Dra. Alejandra Villa: Los problemas cardíacos en la infancia son secundarios a malformaciones congénitas de la estructura del corazón que se generan durante la vida fetal.

Estas alteraciones pueden darse en las cavidades, paredes y válvulas. Habitualmente alguna noxa detiene el crecimiento de alguna estructura como es una cavidad, la falta de desarrollo de alguna válvula o una arteria. Las causas pueden ser genéticas, otras hereditarias, otras asociadas a enfermedades virales, como la rubeola, otras por ingesta de medicamentos, como los anticonvulsivantes.

La malformación puede ser simple o compleja. Más del 90% de las enfermedades pueden ser resueltas. La mayoría de las veces es una malformación cardiaca aislada y en pocos casos puede estar asociada a otras malformaciones, en esos casos se asocian a síndromes, algunos incompatibles con la vida.

«Controlar desde la infancia el mayor número posible de factores de riesgo le ayudará al niño a reducir el riesgo de sufrir enfermedades del corazón cuando sea adulto»

Portal Garrahan: ¿Qué tipo de enfermedades cardíacas suelen desarrollarse en los primeros años de la vida y adolescencia?

Dra. Alejandra Villa: Las malformaciones cardíacas se generan la vida fetal y pueden pasar desapercibidas si no dan síntomas. En general son malformaciones simples que pueden manifestarse tardíamente. Es muy importante la búsqueda de soplos por parte de los pediatras, la toma de tensión arterial y la saturación (nivel de oxígeno de la sangre).

Existen otras enfermedades que son adquiridas, como la endocarditis bacteriana (infección bacteriana de las estructuras del corazón), secundaria a infecciones en otros órganos. Las enfermedades virales como las respiratorias pueden causar inflamación cardíaca dando origen a miocarditis. En nuestro país todavía se puede ver fiebre reumática, que en general es secundaria a cuadros de anginas, y posteriormente por diseminación del germen produce lesiones cardíacas.

Por otro lado, hay algunos factores de riesgo para los problemas cardíacos que son algunos hereditarios y otros son secundarios a otra patología, como se mencionó anteriormente. Muchos factores de riesgo se pueden controlar en la infancia, disminuyendo así el riesgo de sufrir enfermedades del corazón en la edad adulta.

«Más del 90% de las enfermedades pueden ser resueltas»

Portal Garrahan: ¿Ante qué síntomas hay que estar alerta en el caso de enfermedades congénitas?

Dra. Alejandra Villa: En general es el pediatra el que detecta el síntoma. Si se encuentra algún hallazgo es necesaria la derivación a un cardiólogo infantil.

Manifestaciones como pérdida de peso, falta de crecimiento, taquicardia, dolor de pecho, perdida de conocimiento, son hallazgos que ponen en alerta a la familia para consultar con el pediatra en primer término y con el cardiólogo infantil posteriormente para definir diagnóstico y tratamiento.

Portal Garrahan: ¿Cómo se detectan las enfermedades congénitas?

Dra. Alejandra Villa: Habitualmente la primer sospecha es clínica por el pediatra, quien lo deriva al cardiólogo infantil. Además del examen físico se realizan ecocardiogramas y radiografía de tórax. En las afecciones complejas requieren cateterismo cardíaco, resonancia cardíaca o tomografía. Con los estudios se planea la estrategia para la cirugía y el seguimiento que debe tener el paciente.

La prevención es la mejor forma de evitar problemas cardiovasculares vida.