En el Día Mundial de los Primeros Auxilios, te contamos qué medidas podés tomar para que tu hogar sea un lugar más seguro durante el confinamiento y evitar accidentes.

La mayoría de los accidentes en la infancia ocurren en el hogar. Durante el confinamiento, y teniendo en cuenta que los niños y las niñas están todo el día en casa, es fundamental reforzar las medidas de seguridad en casa. Diez medidas de prevención para evitar accidentes.

  1. Los adultos siempre deben supervisar a los niños y niñas dentro del hogar. La casa es un lugar potencialmente peligroso, ya que al contrario de lo que se suele creer, la mayoría de los accidentes ocurren en el entorno doméstico. Los espacios críticos en este sentido son la cocina y el baño.
  2. Nunca deben dejarse a mano objetos cortantes o cualquier elemento al cual los niños de la casa tengan acceso y puedan resultar en un accidente. Esto involucra mesas, mesadas de la cocina, y cualquier superficie.
  3. Utilizar siempre para cocinar las hornallas más alejadas. Orientar los mangos o manijas de ollas y sartenes hacia dentro, nunca dejarlas hacia fuera ya que puede derivar en quemaduras graves si algún niño las toma o las choca por error.
  4. Evitar dejar elementos peligrosos o cortantes en cajones o estantes que se encuentren al alcance de los niños.
  5. Cerrar la llave de gas cuando no esté en uso y antes de irse a dormir. Dejar alguna ventana de la casa entreabierta, aun en épocas de frío, para evitar la intoxicación por monóxido de carbono.
  6. Los productos de limpieza o tóxicos deben estar fuera del alcance de los niños, sin excepción. Evitar bajomesadas y cajones.
  7. Proteger los enchufes de toda la casa con tapas aisladoras.
  8. Desconectar los aparatos eléctricos cuando no se encuentren en uso.
  9. Mantener el piso del hogar libre de obstáculos. Utilizar alfombras antideslizantes en la bañera o en el sueño de la ducha y evitar las superficies resbaladizas, mojadas o grasientas.
  10. Asegurarse de que las escaleras tengan barandas y proteger las ventanas con rejas. Evitar poner muebles al lado de la ventana como sillas, mesas, escaleras, cajas o armarios en donde los niños puedan trepar.