Si bien la Hipertensión Arterial -HTA- es una de las enfermedades más prevalentes en adultos, muchos niños y adolescentes pueden desarrollarla por factores tales como: antecedentes familiares, obesidad, sobrepeso, dislipemia, sedentarismo; asimismo, una alimentación no adecuada como la ingesta de comida chatarra, el exceso de azùcares, la falta de incorporación de frutas y verduras en la dieta de estos niños “predisponen un terreno propicio para que en algún momento de su vida eleven su presión arterial PA”,  aseguró el Dr. Luis Pompozzi, médico pediatra especializado en Hipertensión  Arterial, a cargo de la unidad de riesgo cardiovascular e Hipertensión Arterial del Hospital de Pediatría Juan Pedro Garrahan.

“Los valores de presión arterial en etapas tempranas de la vida y  los antecedentes familiares son los predictores más importantes para la edad adulta de ese niño” Dr. Luis Pompozzi

Portal Garrahan: En general, se cree que la presión arterial alta (HTA) es una enfermedad que afecta solamente a los adultos, no obstante se puede presentar en niños y adolescentes.

Dr. Pompozzi: La presión arterial aumenta con la edad de los niños. Muchas veces éstos son asintomáticos, por lo tanto, la toma correcta de la PA no solo nos sirve para evaluar el comportamiento de la misma a lo largo de la vida de esos pacientes, sino con más razón para detectar aquellos pacientes que no presentan ningún síntoma. Sabemos que la enfermedad cardiovascular es una de las más importantes causas de morbimortalidad no solo en países desarrollados sino también en los subdesarrollados, y que los valores de PA en etapas tempranas de la vida, así como también los antecedentes familiares, son los predictores más importantes para la edad adulta de ese niño.

Portal Garrahan: ¿Por qué es importante concientizar sobre la importancia del control de HTA en niños y adolescentes y por lo tanto la detección precoz de la misma? ¿Un padre debe pedirle al pediatra de cabecera que controle la presión arterial del niño?

Dr. Pompozzi: Hoy por hoy, sabemos que el control de la PA debe formar parte del examen de todo niño y adolescente por su pediatra de cabecera, máxime cuando ese niño tiene algún familiar con antecedente de hipertensión arterial. En este sentido, la Academia Americana de Pediatría recomienda un control anual de la PA a partir de los 3 años en todos los niños, pero en aquellos pacientes que presenten patología de base relacionada con  hipertensión, se debería realizar desde el nacimiento.

«Sabemos que la enfermedad cardiovascular es una de las más importantes causas de morbimortalidad»

Portal Garrahan: ¿Cuáles son los escenarios que pueden generar que un niño o adolescente presente sintomatología de HTA?

Dr. Pompozzi: Los antecedentes familiares, así como también los factores de riesgo: obesidad, sobrepeso, dislipemia, sumados a una alimentación no adecuada y sedentarismo, predisponen un terreno propicio para que con los años ese niño o adolescente eleve su presión arterial en algún momento de su vida.

Portal Garrahan: El peso, la altura, la edad, el sexo, ¿pueden influir en la evaluación de un niño con HTA?

Dr. Pompozzi: En general, las mujeres presentan valores ligeramente inferiores a los hombres. Así como también la etnia: por ejemplo, hoy sabemos que los pacientes de ascendencia negra tienen valores de PA más elevados. El peso también puede influir sobre los valores de PA, ya que 4 de cada 10 niños o adolescentes obesos pueden tener PA elevada; con respecto a la edad la presión arterial, aumenta con la misma.

Portal Garrahan: ¿Qué es la prehipertensión? 

Dr. Pompozzi: La prehipertensión, actualmente denominada presión arterial limítrofe o elevada, es un estadio intermedio entre el normotenso y el hipertenso. El paciente con prehipertensión tiene un seguimiento más riguroso, porque el riesgo cardiovascular del mismo es mayor a la de un paciente normotenso, pero menor que el de un hipertenso.

«La Academia Americana de Pediatría recomienda un control anual a partir de los 3 años en todos los niños»

Portal Garrahan: ¿Qué es el síndrome del guardapolvo blanco?

Dr. Pompozzi: El guardapolvo blanco es una entidad que solemos ver en pediatría sobre todo en pacientes adolescentes y preadolescentes. Es aquella situación en la cual nuestro paciente tiene la presión arterial elevada en el consultorio pero está normotenso por monitoreo ambulatorio de la presión arterial (MAPA).

Como contrapartida del fenómeno de guardapolvo blanco existe lo que llamamos hipertensión arterial oculta o enmascarada, que se da cuando un niño y/o adolescente tiene valores de presión arterial normal en el consultorio pero esta hipertenso por monitoreo ambulatorio de la presión arterial PA (MAPA).

Portal Garrahan: ¿Cuál es el porcentaje de niños y adolescentes que padecen HTA (en la Argentina u otros países del mundo)

Dr. Pompozzi: En la Argentina no hay muchos trabajos que hablen sobre prevalencia de HTA en niños y adolescentes, pero estaría entre un 2 a un 5%, y esto se ve incrementado hacia la adolescencia debido al aumento de sobrepeso y obesidad. Mientras que en Europa y Estados Unidos la prevalencia es de 3,6%, y ésta aumenta cuando tomamos algunas poblaciones en particular como pacientes obesos o con sobrepeso.

«Algunos pacientes con HTA secundaria pueden curarse, mientras que a otros se los controla con el tratamiento»

Portal Garrahan: ¿Se logra “curar” la hipertensión en los niños que son tratados? o es una enfermedad solamente controlable que lo acompañará en la adultez?

Dr. Pompozzi: Depende de cada caso en particular. Algunos pacientes con HTA secundaria pueden curarse, mientras que a otros se los controla con el tratamiento. Quería realizar un comentario en particular con respecto al paciente con sobrepeso u obesidad: hemos observado que aquellos niños que presentan Hipertensión Arterial normalizan la misma cuando recuperan su peso normal.

Portal Garrahan: ¿Cuál es la importancia de una alimentación adecuada, sin gaseosas, comida rápida, ejercicios, vida sana en general cuando se padece HTA?

Dr. Pompozzi: Los pediatras en todo el mundo conocemos los riesgos que implican el sobrepeso y la obesidad en los niños. La última encuesta realizada por el Ministerio de Salud en el 2019 en nuestro país arrojó un 20.7% de niños con sobrepeso y un 20.4% de niños con obesidad; es por este motivo que aconsejamos el seguimiento de una dieta rica en frutas y verduras, evitando la infusión de bebidas y/o jugos azucarados. A esto hay que sumarle la importancia de realizar actividad física acorde con la edad del  niño o adolescente. Por nuestra parte, también, sería conveniente que los pediatras generemos hábitos de vida saludable en todo niño, sea obeso o con sobrepeso, como en aquellos niños o adolescentes sanos.

«Los pediatras en todo el mundo conocemos los riesgos que implican el sobrepeso y la obesidad en los niños»

Portal Garrahan: En caso de no poder controlar la hipertensión arterial alta en un niño con los tratamientos habituales, ¿se puede otorgar medicación?

Dr. Pompozzi: Sí, por supuesto. Es una de las indicaciones del tratamiento farmacológico cuando no responde al tratamiento no farmacológico.

Portal Garrahan: ¿Cuál es la presión normal “esperable” en un niño?

Dr. Pompozzi: Considerar a un niño hipertenso no es una tarea fácil, ya que su PA varía minuto a minuto.

Nos basamos en tablas de percentilos adecuadas por talla, sexo y edad. Dichas tablas no están hechas con niños argentinos, parten de una base de datos de niños de EE.UU, y nosotros hacemos un corte a los 16 años; para todo adolescente mayor de esa edad se regirá por valores de adulto.

Portal Garrahan: ¿Qué enfermedades puede enmascarar la HTA?

Dr. Pompozzi: La hipertensión arterial la podemos dividir en primaria cuando no existe una causa que pueda elevar la presión arterial y secundaria cuando ésta tiene una causa subyacente: enfermedades renales, cardíacas, endocrinológicas, tumorales, medicamentosas, tóxicas, etcétera. Generalmente, éstas predominan en pacientes pequeños, mientras que la hipertensión primaria se presenta generalmente en  adolescentes, sobre todo por el aumento del sobrepeso y obesidad.

Portal Garrahan: Desde el Hospital Garrahan, ¿cuáles son las acciones que se suelen tomar ante casos más severos de HTA?

Dr. Pompozzi: Nosotros analizamos cada caso en particular haciendo un minucioso interrogatorio y un cuidadoso examen físico del niño con el fin de establecer una hipótesis diagnóstica y, de esta manera, a través de exámenes complementarios, confirmar nuestra sospecha. También evaluamos daño de órgano blanco (corazón, riñón, arterias y cerebro) y por último tomamos una conducta que puede estar dirigida a un tratamiento no farmacológico (cambios de hábitos y vida saludable y actividad física). Si el paciente tiene daño de órgano blanco, hacemos tratamiento farmacológico con medicamentos probados para las diferentes edades. En caso de que nuestro paciente presente una enfermedad de base se actuará sobre la misma, muchas veces ante la presencia de una coartación de aorta  (estrechamiento de la aorta) se puede reparar quirúrgicamente y así curar al paciente.

Portal Garrahan: ¿Realizan campañas de concientización sobre este tema?

Dr. Pompozzi: Sí. Todos estos últimos años, cada 18 de mayo, día mundial de la HTA, hacemos una campaña llamada “CONOCE Y CONTROLA”  conjuntamente con la Sociedad Argentina de Hipertensión Arterial (SAHA), en el marco de la cual controlamos la presión arterial a todas las familias que ingresan al hospital y acceden a participar.

Cada 18 de mayo, día mundial de la HTA, hacemos una campaña, “CONOCE Y CONTROLA”