En el Día Latinoamericano para la Prevención de Quemaduras, te contamos todo sobre cómo prevenirlas y cuáles son los tratamientos en los chicos.

¿Cuáles son los motivos principales de las quemaduras en los chicos?

La causa principal son los líquidos calientes, fundamentalmente agua, la mayoría de las quemaduras en niños ocurren en el hogar y sobre todo en la cocina. Por eso, tal vez el motivo principal muchas veces es el descuido de parte de los adultos.

¿Qué cuidados especiales es necesario tener en el hogar para prevenir quemaduras?

Los niños, lejos de los líquidos calientes, fuera de la cocina mientras se está cocinando, no dejar recipientes con agua caliente al alcance de los niños.

¿Cuáles son los tipos de quemadura y qué complicaciones comporta cada uno de ellos?

En general los líquidos calientes provocan quemaduras de segundo grado dependiendo de la temperatura del agua, de la edad del paciente y el área del cuerpo afectado. Este tipo de quemaduras puede dejar secuelas desde una mancha hasta grandes cicatrices con secuelas estéticas y funcionales si en su evolución presentan infección, lo que es frecuente.

¿Dónde acudir en caso de quemadura de un niño?

En caso de quemadura se debe concurrir al centro de atención mas cercano, donde evaluarán la gravedad de la quemadura y de acuerdo a eso se decidirá el tratamiento ambulatorio o la internación y donde debe ser internado. El Hospital Garrahan recibe habitualmente solo pacientes con quemaduras graves y críticas. Aquellas provocadas por fuego u otras etiologías con compromiso de gran superficie corporal o con quemaduras menores pero con infecciones graves.

¿Cómo son los cuidados luego de una quemadura leve o grave?

Obviamente los cuidados posteriores a una quemadura leve no son muchos, tal vez la curación periódica diaria en su domicilio o cada 48 horas en el centro de atención.

En cambio, ante una quemadura grave suele requerir de un largo tiempo de internación, con numerosas cirugías en quirófano, con riesgo de graves infecciones, de complicaciones clínicas e incluso de muerte, que aunque en nuestro centro la tasa de mortalidad es baja en equivalencia con otros centros importantes del mundo, y muchas veces tratamos de evitarlas, suelen dejar graves secuelas estéticas y de la función de las áreas afectadas, lo que reduce notablemente la calidad de vida en muchos casos.