En verano los casos por infecciones virales de conjuntivitis aumentan hasta un 20% y cada año se producen brotes que podrían ser prevenidos a partir de la concientización y la higiene. Los bebés, niños, niñas y adolescentes, como cualquier adulto, con conjuntivitis pueden contagiar a los demás. Por eso, es muy importante que las personas cercanas a un paciente afectado sepan que el contagio puede transmitirse a través de picaportes, vasos, toallas o sábanas o, por ejemplo, compartiendo un pileta. Por ello es fundamental la educación del paciente con conjuntivitis, poniendo énfasis en los siguientes consejos. ¡Mirá el video y evitemos el contagio!