En Argentina se asisten a más de 1000 personas al año por lesiones por pirotecnia. De ellas, el 50% son niños. Además, del 25% al 50% de los lesionados son solo espectadores u observadores que no manipulaban los artefactos. Hablamos con la Lic. Daniela Marin, coordinadora del Comité de Educación para la salud del Hospital Garrahan, para que nos cuente cómo prevenir las lesiones por pirotecnia.

Además de producir lesiones, el  estruendo de la pirotecnia afecta a nuestras mascotas y a muchos niños y adultos que son hipersensibles a  los sonidos. La explosión inesperada produce grandes niveles de angustia y estrés, haciendo que muchas personas vivencien la situación -que para algunos es divertida- con terror. 

Este año más que nunca queremos que pases las fiestas en tu casa y no en el hospital.  La decisión de utilizar pirotecnia siempre incluye el riesgo de sufrir accidentes. No existe pirotecnia segura, todas pueden producir lesiones.

Es posible festejar y divertirnos sin pirotecnia. Comúnmente se ofrecen a los niños estrellitas que pueden dañar los ojos o quemar la ropa, o bengalas cuya punta se quema a una temperatura de más de 537°C.  Algunas alternativas pueden ser ofrecer a los niños globos con luces, o pintura fluo que brilla en la oscuridad.

En caso de decidir utilizar pirotecnia de todos modos, es necesario apegarse a ciertas recomendaciones para reducir los riesgos: 

  • Utilizar solo pirotecnia legal (autorizada por el RENAR)
  • No transportarla en el bolsillo del pantalón, ya que con la fricción la pólvora puede estallar y provocar quemaduras.
  • Los fuegos artificiales y cohetes deben ser siempre manipulados por adultos. ¡Nunca por niños!
  • La pirotecnia se debe encender solo en lugares abiertos y despejados, lejos de espectadores, árboles o edificios. Nunca en interiores ni balcones. No debe encenderse en la mano, ni dentro de ningún objeto como latas o botellas. Hay que mantenerla en el piso.
  • Nunca debe arrojarse contra personas, autos, muros o cajas de luz o gas. Siempre debe dirigirse hacia arriba.
  • Si la pirotecnia no funciona, debe desecharse. Cuando un producto no explota, no debe tocarse aunque parezca apagado. Hay que arrojarle abundante agua y mantenerse alejado un buen tiempo.
  • No encender petardos si tienen la mecha corta, son muy peligrosos ya que pueden no dar tiempo para alejarse.
  • No fumar donde se esté utilizando pirotecnia.
  • No manipularla si se está consumiendo bebidas alcohólicas.
  • No utilizar globos, al caer pueden provocar incendios.   
  • No hacer fogatas, ya que las chispas pueden encender la ropa y causar heridas graves.

¿Qué hacer en caso de quemadura? 

Si la ropa se prende fuego, sofocarlo envolviendo a la persona con una manta o hacerlo rodar por el suelo. Nunca se debe correr.

Lavar la zona quemada con agua helada para disminuir el edema y calmar el dolor y taparla con un paño o toalla limpia. No colocar ninguna crema, pomada o preparación casera. 

Concurrir urgentemente al centro de salud más cercano.