Tengo un recién nacido o un niño menor de año ¿Cómo puedo protegerlo de la COVID-19?

Además de todos los consejos ofrecidos sobre lavarse las manos, guardar la distancia física y mantener las medidas de higiene, los padres y las madres tienen que extremar sus cuidados para proteger a los menores de la infección. A ser posible, las madres deberían amamantar a su bebé. Hasta ahora, ninguna investigación ha demostrado que la leche materna pueda transmitir el virus, pero en caso de que una madre dé el pecho a su bebé tendrá que seguir las habituales medidas de higiene y protección respiratoria, no solo mientras lo amamanta sino en todo momento, para evitar la transmisión por vía respiratoria. Si dispone de ellas, utilice toallitas antibacterianas para limpiar una vez al día las encimeras y la superficie del cambiador de pañales.

Procure que sus hijos/as tengan siempre los mismos cuidadores para reducir el número de personas que entren en contacto con ellos. A estos cuidadores hay que inculcarles que se laven las manos con regularidad, eviten compartir todo aquello que entre en contacto con la boca (una taza, por ejemplo), y no se acerquen a ellos si se sienten enfermos. 

¿Qué debería hacer si mi niña muestra síntomas de la COVID-19? ¿Corre algún riesgo si la llevo al médico?

Si a tu niña o a tu niño le duele la garganta, tose o tiene fiebre, llama a tu médico para que te aconseje qué hacer antes de llevarlos al centro de salud. Puede que la clínica haya adoptado algún régimen especial para reducir la propagación de la infección a otras personas. Si tienen síntomas más graves, como dificultad para respirar, o se muestran excepcionalmente cansados, llama al teléfono de emergencia o llévalos al servicio de urgencias más cercano.

Los síntomas de la mayoría de los niños con la COVID-19 suelen ser suaves, o incluso no tienen ninguno. Pero es importante proteger a las personas más mayores y a las más vulnerables a contraer infecciones graves. De manera que debes mantener a tus hijos en casa si crees que han estado expuestos a la COVID-19 o que tienen el virus, pero asegúrate de llamar a su pediatra o a un trabajador social para que te aconseje qué hacer.

Al igual que con otras infecciones respiratorias, como la gripe, busca atención médica cuanto antes en caso de que tú o tu niño tenga algún síntoma. Trata de evitar ir a espacios públicos (lugares de trabajo, escuelas, o transportes públicos), y no estés directamente en contacto con personas de edad avanzada o con familiares inmunocomprometidos. Si la familia también incluye una persona de edad avanzada, es recomendable separar las diferentes generaciones dentro de la casa.

¿Debería hacerles a mis hijos la prueba de la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19)?

No hace falta que les hagas una prueba si están sanos y no muestran ningún síntoma (fiebre, tos o dificultad respiratoria). De lo que sí debes asegurarte es de adoptar las medidas esenciales para proteger a tu familia contra la COVID-19.

Estas son algunas de las precauciones que tú y tú familia pueden tomar y que ayudarán a evitar la infección:

  • Lávate con frecuencia las manos con agua y jabón o con un desinfectante de manos a base de alcohol.
  • Evita tocarte la cara, especialmente los ojos, la nariz y la boca.
  • Si estornudas o toses, cúbrete la boca y la nariz con el antebrazo o con un pañuelo desechable. Tíralo inmediatamente después de usarlo.
  • Evita los lugares concurridos y el contacto directo con la gente. Mantente a una distancia segura de cualquier persona con síntomas de resfriado o gripe.
  • Evita estrechar la mano, abrazar o besar a la gente. Evita compartir alimentos, cubiertos, tazas y toallas.
  • Limpia y desinfecta las superficies que se tocan con más frecuencia, así como los teléfonos, pomos de las puertas, interruptores de la luz, mandos a distancia y encimeras.
  • Quédate en casa si no te sientes bien, incluso si tienes algo de fiebre y toses.
  • Lleva mascarilla si toses, estornudas o si estás cuidando a alguien de quien se sospecha que tiene la COVID-19. Los trabajadores sanitarios deben usar mascarillas médicas.

*Esta nota fue realizada con información pública de UNICEF.