El 6 de Abril se celebra mundialmente el Día de la Actividad Física con el objetivo principal de sensibilizar a la población sobre la importancia de practicar actividad física de manera regular y sistemática para mejorar la salud y adquirir buenos hábitos de vida.

La Organización Mundial de la Salud recomienda, para los niños, niñas y adolescentes de 5 a 17 años, un mínimo de 60 minutos por día de actividad física moderada a vigorosa

Por ello, es importante recordar que en cuarenta, y durante todo el año, la actividad física también puede realizarse en casa y que el sedentarismo constituye uno de los principales factores de riesgo de enfermedades crónicas. Quedate en casa, pero mantenete activo.

Pausa activa en cuarentena

La pausa activa son descansos que se realizan durante la rutina diaria para ejercitar el cuerpo, estirar los músculos y aliviar las tensiones causadas por el estrés. Uno de los beneficios es que no requiere de lapsos de tiempo prolongados para llevarlo a cabo, bastan con solo 15 minutos.

Este tipo de ejercicio es ideal para realizar con niños y niñas mientras realizan la tarea escolar a distancia durante la cuarentena.

La actividad física abarca al ejercicio como otras actividades de movimiento corporal y se realizan como parte de los momentos de juego, del trabajo, de formas de transporte activas, de las tareas domésticas y de las actividades recreativas.

La Organización Mundial de la Salud recomienda, para los niños, niñas y adolescentes de 5 a 17 años, un mínimo de 60 minutos por día de actividad física moderada a vigorosa, en su mayor parte, aeróbica, como mínimo tres veces por semana, que refuercen los músculos y huesos, para mejorar las funciones cardiorrespiratorias, musculares, la salud ósea y reducir el riesgo de enfermedades no transmisibles (ENT).

Los beneficios de la actividad física

Los niños, niñas y adolescentes que realizan actividad física tienen más probabilidades de mantener este hábito a lo largo de la vida ayudando a:

  • Controlar el peso.
  • Disminuir el estrés.
  • Mejorar el humor, rendimiento mental y capacidad para estudiar.
  • Descansar mejor.
  • Mejorar la salud ósea.
  • Mantener niveles adecuados de colesterol y grasas en sangre.
  • Prevenir la diabetes y otras enfermedades crónicas como hipertensión, obesidad entre otras.
  • Los niños en edad escolar necesitan al menos 60 minutos diarios de actividad física ya que ofrece beneficios físicos y sociales, previniendo la aparición de sobrepeso y obesidad.

*Antes de iniciar una rutina de actividad física, consultá a tu médico de cabecera.