Cada 25 de febrero se celebra el Día Internacional del Implante Coclear, fecha en la que se conmemora la primera implantación en 1957 por los doctores franceses Djourno y Eyrès. Actualmente, los implantes cocleares posibilitan la audición de bebés, niños, niñas, adolescentes y adultos de todo el mundo. ​

¿Qué es un implante coclear?

El implante coclear es una prótesis auditiva implantable de alta tecnología que consiste en un transductor que transforma las señales acústicas en señales eléctricas y, de esa manera, estimular el nervio auditivo. Hay que recordar que, al ser una prótesis, no cura definitivamente la sordera.

¿A quiénes beneficia?

Esta diseñado para restablecer la audición de aquellas personas que padezcan una sordera causada por la destrucción de las células ciliadas de la cóclea, estimulando directamente las células ganglionares (nervio auditivo) mediante señales eléctricas encargadas de transmitir la información codificada al cerebro.

¿Cómo está conformado el dispositivo para implante coclear?

Momento de activación de un implante coclear en el Hospital Garrahan.

Tiene diferentes partes que lo forman, algunas de las cuales se colocan en el interior y otras en el exterior.

Parte interna:Es la parte que requiere cirugía, aquí se encuentran los electrodos que serán colocados en la cóclea.

Parte externa: Es la parte donde se procesa el sonido. Transmite información codificada del sonido ambiental recogido a la parte interna. La parte externa se coloca un mes después de la operación y consta de dos partes claramente diferenciadas.

¿El implante coclear es similar a un audífono?

No es lo mismo que un audífono ya que, además de que requerir cirugía, su mecanismo de acción es diferente y sus indicaciones también difieren.

La Dra. González Macchi con uno de los pacientes que recibió un implante coclear bilateral tras un accidentes que lo dejó sordo: http://garrahan.gov.ar/marzo-2018/marzo/volver-a-escuchar

¿En caso se indica un implante coclear?

La indicación del implante coclear bilateral o unilateral es el resultado de un proceso diagnóstico y de intervención interdisciplinario. Hay que saber que el implante coclear no es para todas la hipoacusias.

Las indicaciones para implante coclear son:

  • Padecer de hipoacusia profunda con un grado de comprensión pobre y que todas las tecnologías de primer orden, como los audífonos, hayan fracasado.
  • Hipoacusia neurosensorial profunda bilateral (menores de 24 meses) o de severa a profunda (25 meses en adelante).
  • Ausencia o limitado progreso de habilidades para el desarrollo del habla con apropiado sistema de amplificación o de ayuda auditiva.
  • Período de estimulación auditiva previa (con apropiada estimulación y amplificación de 3 a 6 meses); se excluye a los niños con inicio de osificación coclear post-meningitis, donde el implante es una urgencia.
  • En niños mayores de 10 años que poseen habla y buena estructura de lenguaje oral funcional (poseer lectoescritura y desempeño en entorno oral).

¿Puede mejorar la calidad de vida?

El implante coclear es el único dispositivo capaz de devolver la audición, con una indicación temprana, rehabilitación auditiva verbal, el acompañamiento de un profesional de audiología y un profesional médico el paciente puede lograr desenvolverse como un niño o niña normooyente, alcanzando en muchos casos la escolarización común.

¿Por qué es importante realizarlo a temprana edad?

El implante coclear no es lo mismo que un audífono. Requiere intervención quirúrgica y características especiales del paciente. Otorga la posibilidad en hipoacusias graves de comunicación oral.

Las ventajas de una implantación coclear en un niño a corta edad son:

  • Mejores resultados en sorderas prelocutivas: cuanto antes se inicie la estimulación auditiva con el implante mejores serán los resultados.
  • Se le brinda al niño/a un código de comunicación oral para el momento de la escolarización. Además, al tratarse de niños/niñas, la ansiedad de las madres y padres al saber que su hijo/a presenta hipoacusia profunda bilateral y los efectos negativos que esta pueda ejercer en el seno familiar, se ven reducidos con la implantación temprana.

¿Cómo se accede a un implante coclear en Argentina?

La ley 25.415 del año 2001, que creó el Programa Nacional de Detección Temprana y Atención de la Hipoacusia, establece el derecho a que se estudie tempranamente la capacidad auditiva y se le brinde tratamiento en forma oportuna a todos los niños y niñas de Argentina.

“Es fundamental comprender que el proceso de escuchar y de entender debe ser acompañado con terapéuticas apropiadas de estimulación y habilitación auditivo verbal, de lo contrario el implante por si solo no lograra los resultados esperados. El trabajo no finaliza con la colocación del implante. Mejor dicho, comienza ahí y ese trabajo en conjunto será la garantía del éxito de la intervención”.

Dra. Emilia González Macchi, Servicio de Otorrinolaringología del Hospital Garrahan.

La Resolución 1209 del Ministerio de Salud de la Nación estableció dentro de los objetivos específicos del Programa la realización de una pronta intervención a través del equipamiento con audífonos o con implantes cocleares (IC).

Luego de una serie de evaluaciones solicitadas por el médico/a, estudios clínicos, audiológicos y psicológicos, se podrá definir si un paciente está en condiciones de ser equipado con un implante coclear.

Implantes cocleares en el Hospital Garrahan

El Hospital Garrahan cuenta desde hace años con un equipo multidisciplinario para le evaluación de los posibles candidatos a implante coclear, que está formado por médicos otorrinolaringólogos, audiólogas, neurolingüista, psicopedagoga y psicóloga.

Cada uno desarrolla un rol de suma importancia para conformar los eslabones de una cadena que como resultado nos dará un candidato para implante coclear, conociendo sus fortalezas y debilidades así como las expectativas del niño o niña y, sobre todo, de su familia.

El equipo del Servicio de Otorrinolaringología del Hospital Garrahan.

*Esta nota fue realizada con información aportada por el Servicio de Otorrinolaringología del Hospital Garrahan y la otorrinolaringóloga Emilia González Macchi.