Se trata de un test rápido, sencillo y económico. Fue creado por investigadores nacionales y mejora la calidad de vida de pacientes con VIH en todo el país al detectar la hipersensibilidad a la variante de un gen. Es fundamental para un tratamiento correcto y personalizado. Se realiza mediante un hisopado bucal, sin necesidad de extracción de sangre, especial para pacientes pediátricos.  

Investigadores del CONICET y del Hospital Garrahan desarrollaron un test que detecta hipersensibilidad en personas con VIH. Se trata de un test rápido, sencillo y económico para la detección del alelo HLA-B*5701 (que es la variante de un gen) en pacientes pediátricos infectados con VIH que requieran en su tratamiento la droga abacavir.

Andrea Mangano: “Fue muy interesante trabajar en un desarrollo que ayuda a tantos”

El mayor beneficio de este test es que puede diagnosticar ese alelo de la droga Abacavir y evitar la administración del antirretroviral y, por consiguiente, el surgimiento de reacciones de hipersensibilidad, que en algunos casos pueden ser muy severas y hasta causar la muerte.

El desarrollo obtuvo el premio INNOVAR Concurso Nacional de Innovaciones del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación en la categoría Investigación Aplicada.

“El desarrollo obtuvo el premio INNOVAR Concurso Nacional de Innovaciones del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación en la categoría Investigación Aplicada”.

El “Test farmacogenético para determinar la hipersensibilidad al antirretroviral abacavir en pacientes infectados con VIH”, es un ejemplo exitoso de medicina traslacional. Desarrollado por profesionales del Hospital Garrahan, en conjunto con CONICET, constituye una herramienta para el tratamiento de pacientes con VIH y mejora su calidad de vida.

“Esta nueva herramienta contribuye positivamente en el tratamiento de personas HIV+ en el marco de la terapia HAART, mejorando su calidad de vida al evitar posibles reacciones adversas como consecuencia del uso de abacavir”, explica la investigadora Andrea Mangano, de la Unidad de Virología y Epidemiología Molecular del Hospital Garrahan.

“La prueba detecta una mutación genética (HLA-B*5701) que anticipa una reacción adversa al abacavir que puede ser grave y hasta fatal. Se aplica en los pacientes del Hospital Garrahan”

Mangano es investigadora independiente del Conicet, doctora en Bioquímica y profesora de Microbiología de la Facultad de Farmacia y Bioquímica de la Universidad de Buenos Aires. Y fue una de las responsables del desarrollo de un test para determinar con un hisopado bucal la hipersensibilidad de los pacientes que viven con VIH a un antirretroviral, uno de los fármacos que se usan para controlar la infección.

El Test

La prueba detecta una mutación genética (HLA-B*5701) que anticipa una reacción adversa al abacavir que puede ser grave y hasta fatal. Se aplica en los pacientes del Hospital Garrahan. “Lo pensamos para los chicos, para no tener que sacarles sangre, pero eso terminó siendo una ventaja para poder aplicarlo también en adultos, en todo el país”, destacó Mangano, quien junto a Matías Moragas, biotecnólogo, comenzaron a diseñar este dispositivo hace varios años.

“El Abacavir es una de las drogas que se usan mucho para el tratamiento por infección de VIH en los chicos, pero entre el 5 al 10% de los pacientes presentan una reacción de hipersensibilidad, que se asocia a un factor genético. Detectando esta mutación el médico puede hacer un tratamiento mucho más personalizado y evitar efectos adversos, como es esta reacción de hipersensibilidad que en algunos casos puede llegar a ser mortal”.

Otra ventaja de este método es que la interpretación del resultado -si tiene o no el alelo mutado de HLA-B*2701 es muy sencillo visualmente, lo que le dá mayor confianza a los profesionales que deben interpretarlo.