La gripe o influenza es una infección viral que debe ser bien diferenciada del resfrío común con el que a veces se confunde en los meses de otoño e invierno. La gripe es producida por el virus de la influenza que tiene distintos tipos y que van cambiando año  tras año. La gripe cursa en general con fiebre alta, tos, dolor de cabeza o cefalea y dolores musculares intensos que son menos frecuentes en los cuadros de resfrío común. En esta nota te contamos todo lo que debés saber sobre la gripe antes de la llegada del invierno.

¿Cómo se adquiere la gripe?

Es una enfermedad  muy contagiosa. La trasmisión es de persona a persona a través de las secreciones respiratorias de las personas infectadas que contagian aún 1 día antes de enfermarse.

¿Qué evolución tiene esta enfermedad?

En el paciente sano esta enfermedad cursa sin complicaciones en la mayoría de los casos. Sin embargo en grupos de riesgo como: niños pequeños (sobre todo menores de 2 años), personas con problemas cardiacos, pulmonares, de inmunidad, diabéticos, embarazadas, obesos,  personas con tratamiento crónico con aspirina, entre otros, puede complicarse y desencadenar un cuadro complicado de mayor gravedad.

¿Hay tratamiento?

Los medicamentos antivirales están indicados en pacientes que pueden desarrollar  complicaciones a partir de la gripe o que requieran internación por su gravedad.

¿Se puede prevenir la gripe?

La vacuna antigripal es obligatoria y gratuita para todos los bebés de 6 a 24 meses.

La mejor prevención es la vacunación anual.

Existen vacunas seguras y eficaces que deben ser administradas en los llamados grupos de riesgo que son los que pueden desarrollar serias complicaciones secundarias a la enfermedad.

Estas vacunas no solo evitan la enfermedad en el paciente sino que también evitan la diseminación del virus dentro de los contactos cercanos, disminuye las hospitalizaciones, protegen a la mujer embarazada y  al bebé de la infección por influenza hasta los 6 meses en que puede recibir la vacuna, entre otros beneficios.

¿La vacuna contra la influenza puede  transmitirme el virus?

No, una vacuna contra la influenza no puede causar la enfermedad ya que la vacuna puede ser  o con virus “inactivados” y, por lo tanto, no son infecciosos, o con virus atenuados sin capacidad infectante  por lo que no pueden causar la enfermedad

Los  efectos secundarios a la vacuna son leves y transitorios si se los compara con los síntomas y potenciales complicaciones de un caso grave de influenza

¿Qué otras medidas se pueden tomar?

  • El lavado de manos con agua y jabón o el uso de gel alcohólico es una medida muy útil no solo para la prevención de la gripe sino de muchas otras infecciones.
  • El paciente debe quedarse en casa  para evitar contagiar a otros.
  • Se deben ventilar los  ambientes.
  • En época invernal evitar las aglomeraciones.

*Nota producida por la doctora María Teresa Rosanova, Jefa de Clínica – Servicio de Epidemiología e Infectología del Hospital Garrahan.