Los hábitos alimenticios adoptados desde la infancia pueden impactar de forma negativa en la salud de los niños y generar Presión Arterial Elevada. Al ser asintomática, se recomienda que a todo niño y niña a partir de los 3 años se realicen controles de rutina para detectar la hipertensión arterial. Prevenir esta enfermedad sólo requiere considerar ciertos hábitos a la hora de cocinar y elegir los alimentos, por eso te dejamos estos consejos para que cocines con tus hijos e hijas y, juntos, aprendan a incorporar más hábitos saludables.