Es importante y una muy buena idea que las y los miembros adultos de una familia y todas las personas que se encuentran al cuidado de bebés, niños, niñas y adolescentes estén preparados para administrar primeros auxilios en caso de ser necesario.

Hay que recordar que ante cualquier duda siempre es mejor llamar al servicio de emergencias médicas. Llamar siempre será mejor que no llamar.

HEMORRAGIAS NASALES

  • Inclinar al niño o niña hacia adelante.
  • Apretar la nariz con firmeza, tapando el orificio nasal con gasas por fuera de la misma, hasta detener el sangrado. Si persiste o sospecha shock* llame a la ambulancia.

OBJETOS CLAVADOS

  • Llamar a la ambulancia y no retirar el objeto.
  • Detener cualquier hemorragia visible.
  • Evitar que el niño o la niña se mueva.

TRAUMATISMOS

  • Si el niño o niña se golpeó la cabeza y, sobre todo, si sufrió una caída desde un lugar elevado, inmovilizar al niño/a y llamar a la ambulancia.
  • Ante un traumatismo dental, si el diente está flojo hacer que muerda una gasa y llamar a un profesional de odontología. Si perdió un diente permanente, enjuagarlo con agua, colocar el diente en una taza con leche y llevar al niño o niña al odontólogo/a.

ELECTROCUCIÓN

  • Cortar la corriente eléctrica antes de tocar a la persona; en caso de que esto no sea posible, aislarla utilizando un objeto que no sea conductor de la electricidad (ejemplo: un palo, papel de diario, etc.)
  • No emplear objetos metálicos.
  • Llamar a la ambulancia.

HEMORRAGIAS – SHOCK*

(Importante pérdida de sangre visible o no)

Si un niño o niña se desmaya, se siente débil, se marea, se pone pálido o gris, se pone inquieto, agitado o confuso, la piel fría y húmeda, verifique que no tenga sangrados visibles y sospeche shock*.

  • Llame a la ambulancia, consiga un botiquín de primeros auxilios y acueste al niño o niña con las piernas elevadas.
  • Aplique presión con gasas para detener cualquier hemorragia visible y cubra al niño o niña con una manta.

SHOCK: Desvanecimiento, palidez, sudoración, pérdida de conciencia*.

*Recomendaciones para el cuidado de la salud de niños, niñas y adolescentes. Editorial Fundación Garrahan.

CONVULSIONES

Si usted ve a un niño o niña que presenta pérdida del control muscular, caída al suelo, falta de respuesta, sacudidas de brazos, piernas y otras partes del cuerpo, sospeche convulsión.

  • Proteja al niño o niña de lesiones, alejándolo de muebles u otros objetos con los que se pueda golpear. Coloque una almohada o toalla debajo de la cabeza del niño/a.
  • Una vez finalizada la convulsión, ponga al niño o niña de lado.
  • NO intente colocarle ningún objeto en la boca.

QUEMADURAS

  • Eliminar la causa: Si la ropa está en llamas, enrollar a la persona en una manta o abrigo o hacerlo rodar por el suelo para apagar el fuego. Impedir que corra.
  • Enfriar la quemadura: Rociar las regiones quemadas con abundante agua a temperatura ambiente, durante 10 o 15 minutos.
  • Cubrir las quemaduras: Proteger las quemaduras con sábanas limpias y, de ser posible, con compresas (vendas o gasas) estériles. Cubrir a la persona con una manta o similar, a fin de evitar el enfriamiento general.
  • Llamar a la ambulancia.

ASFIXIA

La comida u objetos pequeños como juguetes pueden obstruir la vía aérea.

  • Si es leve, deje toser al niño o niña y llame a la ambulancia.
  • Si es grave, llame a la ambulancia y realice compresiones abdominales rápidas (maniobra de Heimlich) hasta que el objeto salga o el niño/a pierda el conocimiento.
  • En ese caso, inicie RCP si sabe cómo hacerlo.
  • Si se trata de un lactante, administre cinco palmadas en la espalda y cinco compresiones con golpes secos en el tórax a la altura de los pezones.

QUÉ HACER ANTE UN ACCIDENTE

SI ESTÁ SOLO:

  • Grite para pedir ayuda.
  • Deje al niño o niña un momento y llame a la ambulancia.
  • Consiga el botiquín de primeros auxilios.

SI ESTÁ ACOMPAÑADO:

  • Quédese con el niño o niña.
  • Pida a alguien que llame a la ambulancia y que traiga el botiquín de primeros auxilios.

Asegúrese siempre de que usted y el niño o niña estén fuera de peligro, en un lugar seguro.

INTOXICACIONES

Pueden ser por ingestión de sustancias tóxicas, como productos de limpieza, venenos, medicaciones, etc.

  • Llame al centro de toxicología y siga las instrucciones que le indican.

DÓNDE LLAMAR:

Emergencias:

  • En Ciudad de Buenos Aires: 107 o *911
  • En el interior del país: *911
  • Policía: 101.
  • Bomberos: 100.

Centros de intoxicaciones:

  • Hospital Gutiérrez: (011) 4962-6666
  • Hospital Posadas: (011) 4658-7777