¿Qué es la meningitis?

La meningitis es la inflamación de las meninges, que son membranas que cubren el cerebro y la médula espinal. Es una enfermedad que ha disminuido significativamente con la incorporación de vacunas al Calendario Nacional de Vacunación.

¿Quién puede tener meningitis?

Si bien la meningitis se puede padecer a cualquier edad, es más frecuente en la edad pediátrica y en la adolescencia.

¿Cuáles son las causas de la meningitis?

La meningitis puede ser producida por bacterias, virus, hongos y parásitos. Sin embargo las causas bacterianas y virales son las más frecuentes.

¿Cómo se contagia?

La meningitis se adquiere por el contacto estrecho y prolongado con una persona infectada. La transmisión se realiza, en general, a través de las secreciones respiratorias, al toser y estornudar. En otros casos la bacteria llega hasta las meninges a partir de un traumatismo craneoencefálico grave o de una infección severa como otitis y sinusitis.

¿Cuáles son las manifestaciones clínicas de la meningitis?

Los síntomas son más inespecíficos cuanto menor es la edad del niño o niña. En el neonato puede presentarse con fiebre o hipotermia (baja temperatura), irritabilidad, rechazo del alimento, entre otros. Pueden presentar la fontanela abombada lo que se conoce como fontanela “bombee”. En el niño mayor la fiebre, el dolor de cabeza, el decaimiento, las manchas en la piel, la rigidez en la zona de la nuca, entre otros son las manifestaciones más frecuentes.

¿Cómo se diagnostica la meningitis?

Siempre que se tenga sospecha de meningitis, el niño o niña debe ser internado y realizársele en forma inmediata la toma del líquido cefalorraquídeo a través de una punción lumbar que permite analizar el mismo y de esa forma establecer el diagnóstico de meningitis y la causa de la misma .

Recordá: “La meningitis ha disminuido significativamente en los últimos tiempos gracias a las vacunas. Frente a la sospecha hay que consultar en forma urgente ya que el diagnostico y tratamiento precoz reducen las complicaciones y la mortalidad en esta enfermedad”.

¿Cuál es el tratamiento?

Si es una meningitis causada por bacterias el niño o niña debe recibir antibióticos adecuados por un tiempo a determinar según el agente causal. En los otros casos se determinará la conducta de acuerdo al agente causal.

¿Cuáles pueden ser las complicaciones?

Es importante aclarar que la meningitis bacteriana detectada y tratada a tiempo tiene menor riesgo de complicaciones. Se deberá realizar el seguimiento de estos niños o niñas para detectar trastornos en la audición y neurológicos, que son las secuelas que pueden presentarse luego de padecer meningitis.

¿Se puede prevenir la meningitis?

Es muy importante tener el carnet de vacunas al día para evitar la meningitis. Años atrás la incidencia de meningitis era muy alta. Con el advenimiento de nuevas vacuas y su incorporación en el Calendario Nacional de Vacunación esto se ha modificado sustancialmente. Por ello, consultar con el pediatra las vacunas acordes a la edad del niño/a es el pilar fundamental para prevenir esta infección severa y potencialmente mortal.

Tener las vacunas al día es la principal medida de prevención para la meningitis.

¿Se deben cerrar las escuelas o los clubes frente a un caso de meningitis?

Ni las escuelas ni los clubes deben cerrarse. Las personas que estuvieron en contacto con un caso de meningitis deben consultar en forma urgente con su médico de cabecera para ver si es necesario recibir algún tipo de medicación preventiva.

*Esta nota se produjo en conjunto con la Dra. María Teresa Rosanova, médica pediatra y jefa clínica del Servicio de Epidemiología e Infectología del Hospital de Pediatría Garrahan.